Ecomafia

ecomafia2013_slide_1Según los informes de la asociación medioambiental italiana denominada “Legambiente”[1], la delincuencia organizada en Italia ha elegido la trata y la eliminación ilegal de residuos, la construcción ilegal y las actividades de excavación como un nuevo gran negocio que está ganando cada vez más peso, además del conocido tráfico ilegal de obras de arte robadas y animales exóticos. Desde 1994, Legambiente realiza investigaciones, análisis e informes sobre este fenómeno, en colaboración con la policía y la Justicia Italianas en coordinación con abogados especializados que persiguen estos delitos de corrupción relacionados con el medio ambiente.

Desde noviembre de 2007, promueven lo que se conoce como el “Comité para la verdad” sobre el tráfico nacional e internacional de los residuos y materiales radiactivos a fin de establecer la verdad sobre el hundimiento de naves sospechosas a lo largo de la costa italiana[2]  

Según el último informe del 2014, la cifra de delitos relacionados con esta materia asciende a 29.274 lo que supone más de 80 delitos medioambientales cada día. La cifra de negocio es altísima a pesar de la crisis que parece ser que a las organizaciones mafiosas no les alcanza nunca. Se dice en este informe que el beneficio ilícito ascendió el pasado año a 14 mil novecientos millones de euros y que lo protagonizaron cerca de 321 organizaciones criminales identificadas en clanes que, según este informe, han contado con la colaboración de funcionarios corruptos.

Otra novedad que se destaca en este balance criminal es el hecho de que estas organizaciones criminales son cada vez más expansivas y se resisten a actuar en ámbitos locales y regionales habiendo cambiado sus estrategias criminales y modus operandi.

Los residuos que antes eran vertidos de forma indiscriminada en terrenos no acondicionados con el consiguiente peligro medioambiental ahora supuestamente se “reciclan” de forma clandestina sin control alguno generando unos recursos, en principio lícitos, pero que al no ser reciclados debidamente se convierten en ilícitos. Este hecho unido a la insuficiente legislación de protección medioambiental italiana hace ineficaz su lucha generando un perjuicio irreversible del ambiente y en definitiva de la salud de los ciudadanos que viven en estos entornos contaminados. Es por esta razón que las organizaciones criminales que se dedican a esta actividad delictiva se conocen como Ecomafia.

Según la directora de Legambiente, Rossella Muroni, cada vez son más sofisticadas las actividades de la Ecomafia ya que actúan disfrazados de legalidad expandiéndose a nuevas áreas comerciales relacionadas con numerosos casos de corrupción donde confluye dinero, basura acumulada, alimentación, falsificación y robo de obras de arte.

Sin embargo el peligro más grave e invasivo, continúa el informe, lo constituye lo que denominan “zona gris” del crimen organizado, es decir la sospechosa complicidad de algunos funcionarios públicos corruptos que consienten que estos delitos se perpetren afectando cada vez a más regiones en Italia y Europa dañando la economía legal y consumiendo recursos públicos y financieros y afectando a multitud de sectores estratégicos, como las energías renovables, por ejemplo, donde las organizaciones criminales están invirtiendo cada vez más y obteniendo ayudas y préstamos que le permiten asimismo blanquear las ganancias ilícitas generadas por su actividad criminal.

De este informe se deduce que la Ecomafia ha generado unos recursos criminales en el año 2013 que ascendió a casi 15 mil millones de euros mientas que en el 2012 ascendió a 16 mil setecientos millones de euros.

Sólo en el negocio ilegal de residuos especiales se generaron unos beneficios de 3,1 millones de euros mientras que en la promoción de construcciones ilegales, 1,7 millones de dólares.

El 40% de delitos se produce en 4 regiones en el asentamiento tradicional de la mafia, Campania a la cabeza el 17% del total, seguidas de Puglia, Calabria y Lombardía. Entre las provincias italianas, Nápoles es la primera, seguido por Roma, Reggio Calabria y Salerno.

Se ha observado, además, un incremento muy sustancial de los delitos contra la fauna mediante actividades relacionadas con el comercio ilegal de especies protegidas, el robo de ganado, la caza furtiva, las granjas ilegales, y las peleas ilegales

Otro aspecto a destacar es la detección de numerosas estafas relacionadas con la “green economía y las energías renovables, un sector estratégico que pretende liberar al país de los combustibles fósiles y superar la crisis
mediante la inversión en innovación y tecnologías limpias. Sin embargo, han aparecido numerosas empresas vinculadas con estas organizaciones criminales que se han adjudicado importantes contratos en perjuicio de empresas honestas.

Otro sector invadido por la delincuencia organizada en Italia está centrada en el control de grandes centros comerciales destacando la Ndrangheta y Camorra. No se habla de concurrencia con el sector legal sino que han “ocupado” toda la cadena de suministro, proveedores, intermediarios y venta final al consumidor.

 

[1] http://www.legambiente.it

[2] http://www.navideiveleni.it

Muchas gracias por tu interés, espero que podamos compartir experiencias y comentarios. Saludos cordiales. Adolfo de la Torre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s