Situación actual del crimen organizado en Europa (1ª parte)

GRÁFICO SOCTApngLa Oficina Europea de Policía (EUROPOL), organismo policial encargado de hacer cumplir la ley de la UE y asiste a los 28 Estados miembros de la UE en su lucha contra la delincuencia internacional y el terrorismo, ha publicado en marzo de este año el SOCTA 2017 (Serious and Organized Crime Threat Assessment),  principal documento de análisis de la amenaza que plantea para la Unión Europea la criminalidad grave y la actividad de la delincuencia organizada.

Para poder elaborar este interesante informe, Europol ha tenido que realizar una importante recopilación de datos sobre la delincuencia grave y organizada en la UE a través de los numerosísimos datos que han facilitado todos los Estados miembros, los socios operativos y estratégicos de Europol fuera de la UE y otras instituciones así como el resultado de los análisis de inteligencia propios de esa Institución Policial.

Este informe ayuda a comprender la gran diversificación de las actividades de la delincuencia grave y organizada en la UE, que aumentan paulatinamente en complejidad y escala. Este informe de análisis es el segundo documento de este tipo que elabora EUROPOL, tras la aparición del informe SOCTA de 2013. Ambos informes responden al objetivo de dar soporte de análisis de la actividad de la delincuencia organizada y la criminalidad grave durante el Ciclo que abarca el periodo 2014-2017.
Las valoraciones y conclusiones de este informe tiene especial relevancia ya que se tienen en cuenta en el proceso de toma de decisiones por el Consejo de la UE para asuntos Justicia y Asuntos de Interior (JAI) y en los trabajos del Comité Permanente de Cooperación Operativa en materia de Seguridad Interior (COSI) para el Ciclo Político 2018-2021.

De esta forma, los resultados del informe SOCTA 2017 facilitarán la concreción de objetivos estratégicos y la definición de acciones operativas coordinadas entre las policías de los Estados miembros, las instituciones de la UE y otros actores relevantes para enfrentar estas amenazas.

Un hecho contrastado es que la criminalidad, poco a poco, va adoptando e integrando, de forma constante las ventajas de las nuevas tecnologías en su funcionamiento y es capaz de crear nuevos modelos de negocio ilícito a su alrededor.

El uso de nuevas tecnologías por los grupos del crimen organizado, en adelante OCG, tiene un impacto en las actividades criminales en todo el espectro de la delincuencia grave y organizada.  Esto incluye, como define este informe, desarrollos en línea, como la expansión del comercio en línea y la amplia disponibilidad de canales de comunicación cifrados.

De forma resumida, estos y otros factores destacan en los principales resultados del SOCTA 2017:

  • Se investigan en Europa más de 5.000 Grupos de Criminalidad Organizada (OCG) con una composición de más de 180 nacionalidades se están investigando actualmente en la UE.
  • Estos grupos criminales están involucrados en más de una actividad criminal (grupos poli-criminales) y ha aumentado exponencialmente en los últimos años (un 45% respecto al 33% detectado en 2013).
  • Entre otros factores, sobresale notablemente, la creciente complejidad operativa y la adaptación tecnológica de estos grupos con estructuras cada vez más flexibles, la adopción de mecanismos de economía colaborativa según el modelo del crimen como servicio, como denomina el informe, y su alta movilidad geográfica.
  • En el área de la ciberseguridad, la captación de bienes mediante el uso de encriptación resulta una amenaza significativa para la UE, situando como objetivo no sólo a los ciudadanos sino de manera creciente a las organizaciones públicas y privadas. Un 85% de los usuarios de internet percibe el riesgo de llegar a ser víctima de un ciberdelito.
  • La falsedad documental ha emergido como una clave de la actividad criminal vinculada a la crisis migratoria.
  • El comercio electrónico de productos ilícitos y el blanqueo de dinero se han convertido el motor de estos grupos criminales.

Dada la importancia de este informe, desgranaremos los aspectos más relevantes de éste a continuación:

Los OCG y criminales individuales que operan en Europa son muy diversos. Van desde los grandes ‘tradicionales’ a grupos más pequeños y redes sueltas contando con el apoyo de criminales individuales contratados o colaborando ad hoc.

Se han detectado e investigado en Europa más de 5.000 OCGs que operan actualmente en nuestro territorio.

Se aprecia un aumento general de la actividad delictiva en la UE en comparación con el anterior informe de 2013 en el que Europol informó sobre las actividades 3.600 OCG de alcance internacional. Este aumento de números de grupos criminales ha venido seguido de un incremento de cuadros de inteligencia mayores. Es de destacar también que muchos de estos grupos se corresponden con estructura pequeñas vinculados a ámbitos delictivos altamente dependientes

Internet se ha constituido como uno de los entornos donde mejor despliegan su modelo de negocio criminal.

Los mercados delictivos que están relacionados con el tráfico de drogas, trata de seres humanos, la inmigración irregular y el contrabando atraen a un mayor número de OCG por los rápidos e importantes beneficios ilícitos obtenidos.

Sin embargo se traslada en este informe un hecho incuestionable ya que se aprecian notorios fenómenos delictivos como el comercio en línea de bienes y servicios ilícitos que pueden llegar a eclipsar estos mercados constituyendo una opción de gran futuro.

El comercio en línea de mercancías ilícitas y servicios ya no es meramente un modus operandi nuevo, sino una expansión, altamente dinámica y del mercado delictivo sustancial. En los últimos años, se han identificado delincuentes de más de 180 nacionalidades que participan de la delincuencia grave y organizada en la UE. La mayoría de estas estructuras de nivel internacional se componen de miembros de más de una nacionalidad.

También se observa que la diversidad de los actores delictivos que actúan en la UE también se refleja en las estructuras de los OCG. Así, del 30% al 40% de los OCG que operan a nivel internacional cuentan con estructuras de red sueltas. Un 20% aproximadamente de estas redes sólo existen por un corto período de tiempo y se crean para apoyar iniciativas criminales específicas.

Los OCG estructurados jerárquicamente siguen dominando los mercados criminales tradicionales. La fragmentación del crimen grave y organizado el paisaje y la aparición de más grupos y redes más flexibles detalladas en el SOCTA 2013 no afectó a todos los mercados delictivos.

La fragmentación de los mercados delictivos fue particularmente pronunciada en relación con las actividades delictivas altamente dependientes de la ciberdependencia. En torno a este tipo de actividades, un número cada vez mayor de empresarios criminales individuales se reúnen sobre una base ad hoc para acciones criminales específicas constituidos por miembros nacionales del estado.

El 45% de los OCG reportados para la SOCTA 2017 están implicados en más de una actividad criminal. Los OCG también suelen participar en más de una actividad delictiva, entre otras cuestiones operativas, para mitigar los riesgos, reducir los costos operativos y aumentar los márgenes de ganancia.

Los OCG implicados en el tráfico de mercancías ilícitas son los grupos más heterogéneos de la UE. Estos grupos trafican típicamente con más de un producto ilícito como mercancías falsificadas o diversos tipos de drogas ilícitas.

Muchos OCGs son altamente flexibles y capaces de cambiar de una actividad criminal a otra o añadir nuevas actividades criminales. En muchos casos, los OCG funcionan bajo demanda y sólo se vuelven activos una vez que surgen nuevas oportunidades de beneficios.

La integración de los sistemas digitales en muchas actividades delictivas y la expansión del comercio en línea de bienes y servicios ilícitos están transformando la delincuencia grave y organizada. Los criminales están adaptando cada vez más los modelos de cadena de suministro de los minoristas en línea globales.

Cada vez más los OCG también anuncian abiertamente oportunidades ad hoc para que los delincuentes individuales les proporcionen apoyo o experiencia para iniciativas criminales específicas. Los OCG que operan a nivel internacional suelen estar activos en más de tres países (70%). Un número limitado de grupos está activo en más de siete países (10%).

Muchas gracias por tu interés, espero que podamos compartir experiencias y comentarios. Saludos cordiales. Adolfo de la Torre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s