La investigación del homicidio, es algo muy serio

El documentado Informe sobre el Homicidio en España en el periodo 2010-2012 realizado por expertos de la Secretaría de Estado de Interior ha acreditado que el perfil general de homicida en España, en el que se ha visto que la mayoría de homicidas son hombres (89%). Este informe recoge que “Si bien en España no se conoce ningún estudio científico al respecto, en la última década varios países europeos, Japón y Estados Unidos han comenzado a investigar el perfil de la mujer homicida, preguntándose si matan del mismo modo que los hombres, si tienen la misma edad y país de origen, si consumen alcohol u otras sustancias, qué armas emplean, y, en fin, las motivaciones que las mueven a cometer los homicidios” y añade que “diversos criminólogos han sugerido que los hombres están más expuestos en la esfera pública y que por tanto es más probable que realicen actividades de riesgo (Gartner, Baker y Pampel, 1990; Steffensmeier y Allan, 1996; Steffensmeier y Haynie, 2000)” y “estudios previos establecen que las víctimas de homicidios cometidos por mujeres pertenecen en un elevado porcentaje al ámbito familiar (Goetting, 1988; Jurik y Winn, 1990), en torno al 60% del total de los homicidios (Kellerman y Mercy, 1992)” y se  clasifica “a las homicidas en función de su relación con la víctima (extraño, conocido o familiar), Weizmann-Henelius y cols. (2003) concluyeron que tanto entre los hombres como entre las mujeres es más frecuente el homicidio de conocidos con los que se produce una confrontación en un contexto de abuso de alcohol y con personas de ambientes deprimidos y antecedentes criminales”

“Similares conclusiones a las de Putkonen, Weizmann-Henelius, Lindberg, Rovamo y Häkkänen (2008), afirman que, al menos en Finlandia, se han producido grandes cambios sociales en los que las diferencias entre hombres y mujeres se han ido diluyendo, conllevando que un subgrupo de mujeres marginales cometan homicidios fuera de casa estando bajo los efectos de sustancias tóxicas, al igual que hacen los hombres”.

En la misma línea, en Estados Unidos, Pizarro, DeJong y McGarrell (2010) aseveran que las mujeres homicidas y víctimas de homicidio responden a variables similares. Señalan que es más probable que las mujeres maten y sean víctimas en el ámbito doméstico.

En relación al arma homicida empleada por las mujeres, “los estudios realizados apuntan en una dirección: si bien existen notables diferencias en los países en función de la cultura de uso de armas, en términos generales parece que los hombres usan armas de fuego con mayor frecuencia que las mujeres en la comisión de homicidios(Pizarro y cols., 2010), y que las mujeres usan con mayor frecuencia armas cortopunzantes (Carach y Grabosky, 1997; Chimbos, 1993; Goetting, 1988; Jurik y Winn, 1990; Kellermann y Merci, 1992; Wilbanks, 1983). En Finlandia, Häkkänen-Nyholm y colsl. (2009), indican que, si bien las armas cortopunzantes son las más empleadas en ambos sexos, los hombres usan más armas de fuego que las mujeres. Trägardh y cols. (2016) concluyen que los hombres homicidas emplean las armas de fuego u objetos contundentes, mientras que ellas utilizan armas cortopunzantes o asfixia (cuando las víctimas son menores)”.

Si analizamos la hemeroteca de los homicidios cometidos por mujeres en España en los últimos meses observamos los siguientes casos mediáticos:

1. Caso Charin

Charín (Charo Porto) como la conocían en el Ensanche en Santiago de Compostela, sedó y asfixió a su hija Asunta, de 12 años, tapándole la boca y la nariz con sus propias manos en la casa familiar de Teo. Nunca reconoció el crimen por el que fue condenada a 18 años de prisión junto con el que había sido su marido, el periodista Alfonso Basterra.

2. Caso Atxuri

La Audiencia Provincial de Vizcaya ha condenado a prisión permanente revisable a la mujer que asesinó a su hija de nueve años en el barrio bilbaíno de Atxuri (Bilbao) tras suministrarle “un cóctel letal” de diferentes medicamentos y asfixiarla para asegurarse de su muerte. La pequeña falleció, por “la ingesta masiva” de varios medicamentos que le suministró su madre, algunos de ellos en cantidades letales. La acusada conocía el efecto que causarían en la pequeña porquesu intención fue causarle la muerte.

3. Caso de Málaga.

Sara, joven marroquí de 23 años dejó a su bebé encima de la cama de matrimonio, junto a un biberón y unas galletas, bajó la persiana, cerró la habitación y luego echó la llave del apartamento para nunca volver. El juicio se siguió en la Audiencia Provincial de Málaga por el procedimiento del Jurado que declaró culpable de asesinato y abandono de menor.

4. Caso Mainat.

Tentativa de homicidio por sobredosis de insulina atribuido a Dobrowolski. La Fiscalía pidió su ingreso en prisión. Esta causa se encuentra en instrucción los juzgados de Barcelona.

5. Caso Chapinería.

Detenida la hija y el yerno de una anciana hallada muerta y descuartizada en un paraje del municipio madrileño de Chapinería, como presuntos autores de la muerte, descuartizamiento y abandono del cadáver a las afueras del municipio.

6. Caso Nou Barris

Detenida a una menor de 14 años por su presunta vinculación con la muerte violenta de su bebé recién nacido que ha sido encontrado en la calle en el distrito de Nou Barris de Barcelona.

7. Caso Godelleta

Detenida una mujer por el homicidio de su marido que estaba desaparecido desde el pasado mes de diciembre. Isaac Guillén Torrijos, se encontraba discapacitado debido a una enfermedad degenerativa por la que necesitaba moverse en silla de ruedas. El cuerpo estaba enterrado en una propiedad rural de la mujer en el municipio valenciano de Godelleta. También se encontró una silla de ruedas en las proximidades. Causa en instrucción judicial.

8. Caso Rosa Peral y Albert Pérez

La Audiencia de Barcelona condenó con penas de 25 y 20 años de prisión para Rosa Peral y Albert López, agentes de la Guardia Urbana, por el asesinato con alevosía de Pedro Rodríguez. La sentencia considera que Peral y López trazaron un plan con el fin de quitar la vida de Pedro Rodríguez, también agente de la GU, que pusieron en marcha la noche del 1 al 2 de mayo de 2017 al agredir a la víctima y privarle de su vida de forma violenta, llevando a cabo su acción y actuando con el común animo o intención, trasladando su cuerpo hasta una pista forestal del pantano de Foix donde le prendieron fuego en un vehículo.

9. Caso de Elda

Pendiente de sentencia Alejandra, la madre que se le acusa de estrangular a su hijo de 8 años con una camiseta y que luego trató de ocultarlo inventando un supuesto intento de robo y abusos sexuales por parte de dos desconocidos, que habrían matado al niño. 

10. Otro caso en Málaga

Una joven de 22 años ha sido detenida en Málaga como presunta autora del asesinato de su hijo de 18 meses que ingresó cadáver en la tarde del pasado 23 de noviembre en el Hospital Materno Infantil de la capital con lesiones compatibles con los malos tratos.

A la vista de estos últimos crímenes, algunos de los cuales se encuentran en fase de instrucción judicial y salvaguardando la presunción de inocencia, queda en evidencia, como se recoge en el informe del homicidio del Ministerio de Interior, que las mujeres asesinas, aunque matan mucho menos que los hombres, lo hacen igual que ellos aunque supuestos expertos/as trasladen la falsa imagen de que las mujeres solo cometen sus crímenes por autoría mediata y siempre a través del hombre, y que las consideran en todos los casos solo autoras intelectuales o que cometan el crimen sin mancharse las manos en sus acciones delictivas y que solo utilizan su inteligencia o manipulación para instrumentalizar al hombre como único autor material criminal de sus más horribles asesinatos. 

Quizás, esta falsa teoría, y otras más absurdas, que han elaborado artificialmente  y que tan solo están en la mente del autor/a y que no pueden probar mínimamente, atraigan morbosamente a sus fieles seguidores pero lo que es evidente es que carece de la mínima objetividad y seriedad científica ya que, si no es así, nos podemos preguntar ¿por qué no se presenta y fundamenta el resultado de su investigación empírica al público en general?

Pero no acaban aquí las ridículas conclusiones, desde determinados temerarios entornos ociosos virtuales, que llegan a afirmar que los únicos “capacitados” para poder determinar, con certeza profesional, el cómo, el cuándo y sobre todo el porqué se ha cometido un crimen es exclusivo de los criminólogos. Esta deducción no deja de ser un falso espejismo de una especialidad académica “de mínima salida profesional actual” que ignora el hecho contrastado de que, ordinariamente en la investigación de los homicidios, nunca han participado y en su lugar si lo hacen prestigiosos expertos policiales con larga experiencia en la investigación de estos delitos así como otros como profesionales como psiquiatras y médicos forenses, biólogos, criminalistas, químicos, psicólogos, incluso detectives privados y otros expertos peritos que ayudan a esclarecer los crímenes que se investigan en España.

Dejemos trabajar a quienes conocen y tienen contrastada experiencia profesional en esta delicada materia y olvidemos falsas teorías que tanto perjudican y desvirtúan la ciencia Criminológica que aporta otra importante función como se ha señalado en este artículo, por seriedad y salud mental. La investigación del autor de un delito tan grave, como es el homicidio, es algo muy serio, no es labor de aficionados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Adolfo de la Torre +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Related Post