Últimas técnicas de blanqueo de capitales según Europol

El informe del Centro de Delitos Financieros y Económicos Europeo (EFECC- European Financial and Economic Crimen Centre) de Europol denominado “Criminales emprendedores. La lucha de Europa contra las redes globales de delitos financieros y económicos” (Enterprising criminals. Europe’s fight against the global networks of financial and economic crime) de junio de 2020 proporciona una descripción general de los fenómenos más graves en el ámbito de los delitos económicos y financieros en la Unión Europea, incluidos diversos tipos de fraude, la producción y distribución de productos falsificados, blanqueo de capitales y otros.  

Se afirma que los delitos financieros y económicos abarcan una gama de diferentes actividades delictivas, desde fraude simple a sofisticado a gran escala esquemas financieros, a menudo combinando lícitos y transacciones financieras ilícitas. Esta mezcla de legal e ilegal a menudo lo hace desafiante para que las fuerzas del orden investiguen el verdadero alcance de estas actividades ilegales. Explotando sistemas financieros legales, los delincuentes pueden blanquear dinero delictivo y fortalecer sus operaciones criminales.

Se informa que la delincuencia económica y financiera en la actualidad ofrece un riesgo de descubrimiento relativamente bajo y enjuiciamiento con potencialmente muy altos beneficios. Esta dinámica hace que estas actividades criminales sean muy atractivas para el crimen organizado y que la complejidad de estos crímenes y la experiencia sofisticada necesaria para llevar ellos siempre los han hecho difíciles de detectar e investigar.

Este panorama tiene como consecuencia que muchos de estos crímenes sean ahora incluso menos visibles que antes y resulta más desafiante investigar…por lo que, los esquemas de fraude pasan desapercibidos con demasiada frecuencia en la sociedad.

Se insiste en el hecho de que para tener éxito en la persecución del delito económico se requiere una estrecha cooperación internacional ya que, a menudo se involucran paraísos fiscales, al operar los delincuentes sin tener en cuenta las fronteras beneficiándose de las diferencias en la legislación nacional y de sus vulnerabilidades así como de la insuficiente percepción del delito por parte de las víctimas y de del bajo riesgo que asumen los delincuentes, si son detenidos, lo que constituyen factores habilitantes para la comisión de la mayoría de sus crímenes financieros.

El blanqueo de capitales está conectado con casi todas las actividades delictivas de fraude que se genera en el seno de la Unión al necesitar las organizaciones criminales invertir los ingresos ilícitos de sus actividades criminales en el ámbito legal, variando la forma del lavado según el nivel de experiencia, la frecuencia y escala de las actividades de blanqueo de capitales.

Se insiste en la existencia de obstáculos importantes que impiden identificar a los eventuales beneficiarios de las ganancias ilícitas generadas por los grupos criminales ya que utilizan herramientas de anonimización y el procesamiento rápido de las transacciones fraudulentas. Este hecho y la aparición de numerosas plataformas y aplicaciones en línea ofrecen nuevas formas de transferir dinero que no gozan del mismo grado de supervisión que los proveedores de servicios financieros tradicionales.

A continuación, el informe destaca los modus operandi más habituales relacionados con el dinero blanqueo que se basan en el uso de intermediarios que utilizan varias cuentas bancarias, explotan el producto del mercado financiero y de servicios financieros como préstamos, seguros, bonos y acciones comercio de mercado.

Los blanqueadores configuran y utilizan con frecuencia empresas fantasma descapitalizadas e inoperantes que ejecutan solo operaciones de blanqueo de fondos mediante transferencias de dinero y que, en muchos casos, están residenciadas en jurisdicciones offshore.

También se recoge en el informe la existencia de estructuras que ofrecen el lavado del dinero ilícito como servicio al afirmar que a cambio de una comisión de entre 5% y 8%, ciertas estructuras ofrecen complejas técnicas de blanqueo y realizan operaciones de blanqueo por cuenta de otros grupos criminales[1] . Determinados profesionales como abogados, contables, entidades que constituyen empresas, proporcionan métodos y el conocimiento de habilidades financieras necesarios para operar estos esquemas.

En relación con las técnicas de blanqueo de capitales se comentan algunas como:

  1. La utilización de redes financieras que operan fuera de los sistemas financieros regulados para transferir dinero o valor a nivel internacional lo que les permite operar en múltiples jurisdicciones y efectuar transacciones ocultas entre usuarios facilitándose el blanqueo de grandes cantidades de dinero.
  2. El empleo de entidades legales basado en el comercio y que se utilizan para realizar transacciones de dinero procedente de actividades ilícitas y que son fundamentales en la construcción de esquemas basados en el comercio mediante una falsa fachada de legitimidad. 
  3. El empleo de las criptomonedas como el Bitcoin y Ethereum que constituyen el 80% del valor de mercado de los criptoactivos lo que ha permitido el crecimiento de las operaciones de blanqueo a través de esta modalidad habiéndose detectado como los narcotraficantes usan bitcoin cajeros automáticos (ATM) para convertir efectivo criminal en moneda virtual.
  4. Blanqueo mediante productos alternativos de valor. Se ha comprobado que organizaciones criminales del norte de África, Medio Oriente y China están muy involucrados en el empleo de esquemas de compensación que utilizan oro o diamantes. El mal uso del oro ha sido abordado en el Reglamento (UE) 2018/1672 sobre los controles de la entrada o salida de efectivo de la Unión, lo que amplía la definición de efectivo para cubrir oro e impone declaraciones a quienes entran o salir de la UE con un valor superior 10.000 €[2] .
  5. Otra modalidad de blanqueo consiste en la concertación de operaciones mercantiles de préstamo sin interés en Europa para ser reembolsado en un país de destino, generalmente en el Medio Oriente o Sudamérica, dentro de un período establecido entre los implicados. Esta novedosa operativa permite a una organización criminal franquiciar sus actividades de blanqueo de capitales en el exterior[3].
  6. La actividad de blanqueo de dinero ilícito a través de inversiones inmobiliarias, a pesar de las medidas tomadas en toda la UE para evitarlo, sigue siendo una amenaza al utilizar varios modus operandi, como pago parcial en efectivo, sobrevalorar o infravalorar bienes inmuebles o utilizar empresas pantalla o fideicomisos de terceros no identificados.
  7. Operaciones de blanqueo intensivo a través de empresas de juegos de azar, continúa utilizándose como método para reciclar las ganancias ilícitas del delito.
  8. Se continúa empleando el almacenamiento y transporte de billetes de euro de alta denominaciónmediante mensajeros que lo trasladan fuera de la Unión Europea a pesar de que se ha suspendido la producción de billetes de 500 euros dada la existencia actual de importantes cantidades en circulación. El uso de mulas de dinero para traficar con efectivo ha sido el modus operandi tradicional utilizado en las operaciones clásicas de blanqueo de capitales, aunque con la aparición de la pandemia de COVID-19 ha disminuido por el empleo de las transacciones con tarjeta de pago exclusivamente e incluso casi eliminado en algunos lugares al cerrar la actividad de hostelería.

[1] Europol 2017, European Union Serious and Organised Crime Threat Assessment (EU SOCTA), accesible en https://www.europol.europa.eu/socta-report

[2] Reglamento (UE) 2018/1672 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2018, sobre controles de efectivo entrar o salir de la Unión y derogar el Reglamento (CE) nº 1889/2005.

[3] Información de Europol.

Related Post