La imagen de un policía, como la de un ciudadano, es un dato “protegido”

Dada la interpretación que establece el Tribunal Constitucional ante la sanción en vía administrativa a través de la L.O. 4/2015, de protección de la seguridad ciudadana (arts. 20 y 37) por captar imágenes de los policías sin su consentimiento al considerar que solo se puede sancionar la difusión pero no su captación sin consentimiento y siempre que el hecho pueda comportar un riesgo para el propio agente o su familia, las instalaciones policiales o el éxito de una operación, se abren otras posibilidades como la que se expone.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) en las resoluciones que ha dictado hasta el momento con arreglo a lo establecido en el Reglamento 2016/679/UE, del Parlamento y del Consejo, de 27 de abril, de aplicación directa en España desde el 25 de mayo de 2018 y en la L.O. 3/2018, de protección de datos y garantía de los derechos digitales, considera que dato personal es toda información concerniente a personas físicas identificadas o identificables, que aparezcan registrados en cualquier tipo de soporte físico, automatizado o no, y que permita el tratamiento y un posterior uso por cualquier otra persona o entidad, pública o privada.  Se considera, por tanto, a la imagen personal como un dato personal y su captación como, por ejemplo, por la cámara de un móvil, está sometido a las garantías y a las limitaciones establecidas en la legislación de protección de datos, así como a la vigilancia de la autoridad de control de referencia que, en España es la Agencia Española de Protección de Datos.

Como se sabe, el tratamiento de datos recoge la captación, el archivo, el registro, la cesión, la supresión y el bloqueo, es decir, cualquier operación relacionada con los datos personales realizada por el responsable del tratamiento que, en este caso, será la persona que capta la imagen del policía.

Por otra parte, la legitimación para realizar las operaciones de tratamiento de datos (art. 6 del Reglamento europeo) salvo los supuestos establecidos en la ley, se basa en el consentimiento del interesado que debe ser libre y expreso que incluye la recogida o captación de la imagen de la persona.

Estas consideraciones interpretativas se recogen por la Autoridad de Control en materia de protección de datos de la AEPD en la Resolución 778/2018 y la Resolución 938/2018 de la AEPD contra personas que captaron la imagen de agentes de la autoridad y que, posteriormente difundieron por las redes sociales sin consentimiento de los afectados y que fueron sancionados por infracción grave recogido actualmente en el artículo 72, punto primero, letra b de la L.O. 3/2018, de 5 de diciembre, sin perjuicio del derecho a indemnización recogido en el artículo 82-1º.

Por último, se debe hacer constar las consideraciones del Informe  Jurídico 77/2013 de la AEPD, que afirma  que, en ningún caso, la captación de la imagen de un agente de la Policía en la vía pública, cuando está ejerciendo sus funciones, puede justificarse, como pretendieron los alegantes en el procedimiento sancionador, a través de una de las exclusiones de aplicación de la ley, como es el de uso de las imágenes para fines domésticos o familiares y menos si ocurre, como es en los casos señalados, que las imágenes se difundieron por Internet.

Por todo ello, si un agente de la Policía observa que un particular le está grabando, sin consentimiento, con algún dispositivo de imagen o sonido, podrá y deberá identificarlo con arreglo a lo establecido en el artículo 16 de la L.O. 4/2015, de protección de la seguridad ciudadana y requerirle para que borre las imágenes informándole ante su negativa de que si la imagen es difundida después se puede proceder contra el con arreglo a lo establecido en la Ley.

No obstante, el simple hecho de haber captado la imagen sin consentimiento se puede presentar una reclamación ante la AEPD por infringir el citado artículo 72-1º, letra b de la L.O. 3/2018, de protección de datos de carácter personal y garantías digitales, denuncia que puede presentarse telemáticamente a través de la página web de la agencia o por correo postal a la Calle Jorge Juan, 6. 28001 de Madrid acompañando copia autenticada de la imagen si se ha difundido por redes sociales.

Related Post